Home / Publicaciones / La Inteligencia Artificial es la nueva Electricid...

La Inteligencia Artificial es la nueva Electricidad

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual- OMPI, publicó un muy interesante análisis (WIPO Technology Trends 2019) sobre los desarrollos de la Inteligencia Artificial -IA, relacionados con patentes.

Y es que más allá de las noticias y lo que se conoce en medios masivos sobre los desarrollos de la IA, un análisis sobre las solicitudes de patentes presentadas nos permite realmente conocer en detalle cómo y en qué sectores de la industria, qué compañías o instituciones, y en qué regiones del mundo se está llevando a cabo esta revolución.

Las primeras publicaciones científicas sobre el tema vienen de los 1950s, pero realmente tuvieron su boom en la primera década de los 2000. Lo interesante es que desde principios de esta década (2010), se vio un cambio muy interesante: Las publicaciones académicas sobre el tema disminuyeron de gran manera, al tiempo que las solicitudes de patente tuvieron un incremento significativo. Es claro entonces que en ese momento la tecnología dejó el ámbito académico/teórico, y su maduración permitió desarrollos aplicables a la industria que podrían ser explotables comercialmente y protegibles vía patente.

Al revisar las solicitudes presentadas relacionadas con IA, la más importante técnica presente un tercio de las solicitudes, es el aprendizaje automático de las máquinas. En esa materia las técnicas son las de “aprendizaje profundo” y “redes neuronales”, y de esas, la aplicación funcional más popular es la visión por computador (reconocimiento de imágenes) y también se destacan IA robótica y métodos del control.

Con respecto a los sectores industriales en los cuales se destacan invenciones relacionadas con IA estos son, en orden de relevancia, telecomunicaciones, transporte, ciencias médicas, y métodos de interacción entre personas y sistemas de computador. Otros sectores presentes en menor medida son servicios financieros, entretenimiento, seguridad, manufactura, agricultura, redes, manejo de ciudades e Internet de las cosas.

Es también muy común el tener solicitudes de patente que combinan campos de desarrollo, por ejemplo, aprendizaje profundo con reconocimiento de imágenes; transporte con reconocimiento de imágenes; telecomunicaciones con seguridad; ingeniería ontológica con procesamiento de lenguaje natural; y aprendizaje de máquinas con ciencias de la salud.

Por otra parte, de las 30 instituciones que más patentes solicitan 26 son compañías privadas y solo 4 universidades o centros de investigación y de las primeras 20 compañías, 12 son de Japón, 3 son de EE.UU. y 2 de China. Las dos compañías que más solicitudes han presentado son IBM con 8.290 solicitudes y Microsoft con 5.930.

Al revisar las instituciones académicas que están presentando solicitudes de patente, la presencia china es masiva. Del listado de las primeras 20 instituciones académicas, 17 provienen de este país. Esto es muy interesante porque demuestra una tendencia de cambio sobre el enfoque de protección vía propiedad intelectual del gigante asiático.

Por otra parte, vale la pena recordar que la protección vía patente se limita a los países en los cuales se haya buscado protección en su momento. Todavía la protección de este tipo de invenciones se encuentra muy focalizada en ciertos países. el 78% de las invenciones relacionadas con IA se protegen en EE.UU., China y Japón. Se resalta una tendencia hacia presentar solicitudes en un mayor rango de países (vía PCT, tratado de cooperación de patentes) más variado. Es muy llamativo que la inmensa mayoría de las solicitudes de patente presentadas por empresas o instituciones de investigación chinas en China, no se busca protección posteriormente en otras jurisdicciones.

Como se indica en este interesante documento, la IA es la nueva electricidad, es decir, tal y como en su momento la electricidad revolucionó todos los sectores industriales y comerciales y la vida de las personas, la inteligencia artificial podría constituir una revolución de tamaño parecido.

Autores

Karl Mutter
Karl Mutter, LL.M.
Socio
Bogotá