Home / Publicaciones / El Tribunal Supremo confirma que la CNMC puede sancionar...

El Tribunal Supremo confirma que la CNMC puede sancionar a directivos que participen en una infracción de competencia, aunque su contribución no sea decisiva

Post Jurídico | Febrero 2021

Carlos Vérgez y Aida Oviedo 

Mediante sentencia de 12 de noviembre de 2020 (recurso nº 5247/2018), el Tribunal Supremo consolida su doctrina jurisprudencial respecto del grado de participación necesario para atribuir responsabilidad por una infracción de derecho de la competencia a las personas que integran los órganos directivos de las entidades infractoras. 

El artículo 63.2 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC) permite imponer multas a los representantes legales o a las personas que integran los órganos directivos de una persona jurídica cuando hayan intervenido en el acuerdo o decisión anticompetitivo, por un importe de hasta 60.000 €. De la sanción se excluyen aquellas personas que, formando parte de los órganos colegiados de administración, no hubieran asistido a las reuniones o hubieran votado en contra o salvado su voto. La norma, sin embargo, no aclara si es necesario un grado mínimo de participación en la infracción.

En el año 2016, en el marco del expediente S/DC/0504/14 AIO, la CNMC impuso, por primera vez desde su creación, multas a cuatro directivos de las entidades sancionadas por su participación en el cártel de los fabricantes de pañales para adultos. Dos de esos directivos pertenecían a FENIN, la asociación que había actuado como facilitadora del cártel convocando las reuniones (que se celebraban en su sede), asistiendo a ellas y prestando asesoramiento a las empresas cartelistas. 

La sentencia de 12 de noviembre de 2020 que aquí se comenta se refiere a la Directora Técnica de esa asociación, y pone fin a un largo procedimiento que se inició con los dos recursos planteados por aquélla contra la resolución de la CNMC de 2016 ante la Audiencia Nacional: uno especial para la protección de derechos fundamentales y otro ordinario. Dada la importancia de los pronunciamientos de las distintas instancias en el marco de los dos recursos planteados, este comentario hace referencia a todas las sentencias adoptadas en esos procedimientos hasta llegar a la que nos ocupa. 

En el marco del procedimiento especial de derechos fundamentales, la Audiencia Nacional había dictado sentencia el 25 de mayo de 2018 (recurso nº 8/2016), admitiendo el recurso de la Directora Técnica. En particular, la Audiencia Nacional consideró que la intervención del representante legal o directivo debe ser tan indispensable que, sin ella, el ilícito no habría podido tener lugar, estableciendo una analogía con la figura del cooperador necesario propia del Derecho Penal. Según la Audiencia Nacional, la participación de la Directora Técnica no había sido determinante para la adopción de los acuerdos anticompetitivos, ya que se había limitado a facilitar los acuerdos (como cómplice, por tanto, pero no como cooperadora necesaria). La Sentencia anuló la Resolución de la CNMC en lo concerniente a aquélla. El mismo pronunciamiento se adoptó, en términos similares, en la sentencia de la Audiencia Nacional de 13 de junio de 2019 (recurso nº 357/2016) respecto del procedimiento ordinario. 

La Abogacía del Estado recurrió ambas sentencias ante el Tribunal Supremo, quien curiosamente se pronunció antes respecto de la dictada en el procedimiento ordinario. 

En su sentencia de 1 de octubre de 2019 (recurso nº 5244/2018), el Tribunal Supremo casó la sentencia de 13 de junio de 2018 al considerar que la aplicación del artículo 63.2 LDC no se reduce únicamente a los casos en los que la intervención de los representantes legales o directivos sea determinante del acuerdo anticompetitivo. A este respecto, el Tribunal Supremo recuerda la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que no excluye la responsabilidad de una empresa en función de su mayor o menor participación en un cártel, aunque sí lo valora como criterio para graduar la sanción correspondiente. No obstante, el Tribunal Supremo anuló la Resolución de la CNMC, puesto que consideró que no se había acreditado que la Directora técnica tuviese condición de integrante de un órgano directivo, entendido este como cualquiera de los que integran la persona jurídica (ya sea unipersonal o colegiado) que pueda adoptar decisiones que marquen, condicionen o dirijan su actuación. 

Pues bien, en la sentencia de 12 de noviembre de 2020 que aquí comentamos, adoptada en el marco del procedimiento especial para la protección de derechos fundamentales, el Tribunal Supremo viene a consolidar la doctrina jurisprudencial de su sentencia del 1 de octubre de 2019 sobre el grado de participación en la infracción. Así, el Tribunal Supremo reitera que “la aplicación del artículo 63.2 LDC no se limita necesariamente a la intervención de los representantes legales o de las personas que integran órganos directivos de las personas jurídicas, que sea determinante del acuerdo o decisión anticompetitivo o particularmente relevante, análoga a una cooperación necesaria, y no excluye otros tipos de intervención de menor entidad de los indicados sujetos activos del tipo infractor, incluidos los modos pasivos de participación, como la asistencia a las reuniones en las que se concluyeron los acuerdos o decisiones infractores sin oponerse expresamente a ellos”.

En definitiva, el Tribunal Supremo ha confirmado que las multas del 63.2 LDC, que con la modificación de la LDC van a pasar de 60.000 euros a 400.000 euros, pueden imponerse a los representantes legales o a las personas integrantes de sus órganos directivos que hayan tomado parte en la infracción, sin que sea necesario que esa participación sea determinante o particularmente relevante.

La presente publicación no constituye asesoramiento jurídico de sus autores. Si desea recibir periódicamente las publicaciones de Referencias Jurídicas CMS, que analizan y comentan la actualidad legal y jurisprudencial de interés, puede suscribirse a través de este formulario.

Autores

Carlos Vérgez
Carlos Vérgez
Socio
Madrid
La foto de Aida Oviedo Martinez
Aida Oviedo
Asociada Senior
Madrid