Home / Publicaciones / Forma del cómputo de plazos procesales luego del...

Forma del cómputo de plazos procesales luego del Estado de Emergencia a consecuencia del COVID-19

Informativo Legal

Marzo 2020

Como consecuencia del Estado de Emergencia Nacional dispuesto el día 15 de marzo de 2020, mediante el Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM, por un plazo de 15 días calendario a partir del 16 de marzo de 2020, para enfrentar el COVID-19, los plazos en los procesos judiciales y arbitrales se encuentran suspendidos, lo que implica que el cómputo de los mismos se reanudará cuando se levante el estado de emergencia.

Una consulta que surge como consecuencia de ello es ¿Cómo se computarán los plazos procesales una vez concluido el estado de emergencia? A continuación, absolvemos dicha consulta.

Debemos de tener presente que, en términos legales, existe una diferencia entre una interrupción y una suspensión de un plazo procesal. La ‘interrupción de un plazo’ implica que el cómputo del mismo se realice nuevamente luego de superada la causa de la interrupción; sin embargo, la ‘suspensión de un plazo’ implica que el cómputo del mismo únicamente se detiene durante la causa de la suspensión y luego continúa calculándose. En el caso concreto en el que nos encontramos como consecuencia del estado de emergencia, estamos frente a un supuesto de suspensión de plazos.

En MATERIA JUDICIAL, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial mediante Resolución Administrativa Nº 115-2020-CE-PJ del 16 de marzo de 2020, ha dispuesto que a partir del 16 de marzo de 2020 y por 15 días calendario se suspenden sus labores y los plazos procesales, y se determina el funcionamiento de órganos jurisdiccionales de emergencia para procesos específicos como consignación de alimentos, violencia familiar o procesos de amparo, lo que implica que luego que se levante el estado de emergencia, los plazos  continuarán su cómputo.

Por ejemplo, si se venía computando un plazo para presentar un recurso de casación (cuyo plazo es de 10 días) y al día 13 de marzo de 2020 ya habían transcurrido seis días, una vez que se levante el estado de emergencia y concluya la suspensión de plazos, se reanudará en cómputo del plazo a partir del día siete.

En el caso de plazos procesales que se computan en meses, los días que dure la suspensión de plazos, no deberán computarse a efectos de determinar la fecha de vencimiento del plazo.

¿Qué ocurriría si es que un órgano jurisdiccional quisiera computar los días en los que se suspendieron los plazos?

Estaría actuando irregularmente generando un perjuicio a los justiciables y su proceder sería a todas luces nulo, pues adicionalmente se debe tener presente que la Ley Orgánica del Poder Judicial señala que los días en las que se suspende el despacho judicial se considera inhábil.

En MATERIA ARBITRAL, son los propios Tribunales Arbitrales y/o instituciones arbitrales las que deben determinar las medidas a tomarse con relación al cómputo de plazos durante el estado de emergencia nacional.

En la línea de ello, hasta el momento, los principales centros de arbitraje del país,  han dispuesto la suspensión de sus actuaciones y cómputo de plazos a partir del 16 de marzo de 2020 y por 15 días calendario.

En caso una institución arbitral y/o Tribunal Arbitral no haya dispuesto ninguna medida a tomarse con relación al cómputo de plazos durante el estado de emergencia nacional, se recomienda utilizar los medios de comunicación virtual para requerir que se emita un pronunciamiento al respecto.

¿Qué ocurriría si es que un Tribunal Arbitral quisiera computar los días en los que se estuvo en estado de emergencia?

Si se trata de un Tribunal Arbitral que dispuso la suspensión de plazos, dicho acto sería nulo. Si se trata de un Tribunal Arbitral o Institución de Arbitraje que no emitió pronunciamiento sobre la suspensión de los plazos,  se debe analizar en cada caso si es que el estado de emergencia imposibilitó o no la realización de actuaciones arbitrales; de ser el caso que el estado de emergencia hubiera generado una imposibilidad para alguna de las partes de hacer valer sus derechos, correspondería al Tribunal Arbitral realizar nuevamente dichas actuaciones, pues caso contrario se podría estar incurso en una causal de anulación del laudo.

Sobre la base de lo antes señalado, a partir del 31 de marzo de 2020, se retomará el cómputo de los plazos procesales en materia judicial y/o arbitral tomando en consideración las distintas suspensiones dispuestas.