Home / Noticias / El hidrógeno verde será uno de los elementos principales...

El hidrógeno verde será uno de los elementos principales en materia de inversiones en el corto y mediano plazo

Entrevista a Luis Felipe Arze

05 noviembre 2020

Aunque hasta hace pocos meses el hidrógeno verde era visto como una cosa del futuro, sin una traducción concreta en Chile, con la irrupción de las primeras plantas pilotos para desarrollar el combustible en suelo local, se destaparon una serie de interesados en invertir en Chile, donde el gobierno acaba de presentar una estrategia de desarrollo con metas de corto, mediano y largo plazo.

Luis Felipe Arze, socio de CMS Carey & Allende y experto en fusiones y adquisiciones, ha estado mirando de cerca este fenómeno y destaca el alto interés que existe entre inversionistas internacionales por buscar iniciativas y las ventajas que ofrece Chile.

¿Cómo se ve la irrupción del hidrógeno verde en Chile? 

El hidrógeno verde será uno de los elementos principales en materia de inversiones en el corto y mediano plazo. De los 230 proyectos que hay para los próximos cinco años, 170 son de energía, minería e infraestructura. En ese contexto, aparece el hidrógeno verde como algo novedoso, especialmente después que se lanzara HIF (Highly Innovative Fuels), un piloto que se construirá en Magallanes, donde Porsche -compañía alemana a la que nuestro estudio asesora- está participando.

¿Qué lleva a una gigante como Porsche a poner sus ojos en Chile?

Su motivación va en línea con el uso de energías renovables para generar hidrógeno verde y, a partir de ahí, combustibles sintéticos. En su búsqueda por desarrollar nuevas alternativas de tecnologías sustentables, Porsche ha estado generando alianzas, buscando socios a nivel mundial en donde se pueda hacer proyectos piloto de este tipo.

¿Cómo está regulado hoy el hidrógeno verde en Chile? 

En Chile, hasta el momento, la regulación sólo se hace a través de una serie de normativas dispersas, tal como la existente para la manipulación de sustancias peligrosas. Por lo tanto, la normativa que existe es insuficiente e inorgánica para el desarrollo que se espera de este combustible, porque el hidrógeno verde tendrá y necesitará de regulación propia para todas las etapas de su cadena productiva: desde la producción, hasta la distribución y su almacenamiento, así como la comercialización y exportación. Para hablar de un uso masivo de hidrógeno en Chile o en el mundo, se requiere de regulaciones que abarquen toda esa cadena. 

¿Cómo está avanzando la regulación de esto en el mundo?

Hay países que están bastante más avanzados que nosotros, aunque es un tema nuevo a nivel mundial. Hay elementos que van dando luces de este camino, como el reglamento de la Comisión Económica de las Naciones Unidas y otro de la Unión Europea. En Latinoamérica, Argentina tiene una Ley de Hidrógeno más desarrollada, pero no ha elaborado los reglamentos necesarios para implementarla.

En Chile, tenemos algo más de avance que el resto de la región, pero lo importante es que acá hay una oportunidad de trabajar de manera conjunta, tal vez a nivel regional, para desarrollar políticas que permitan la exportación. Nosotros podríamos ser un puerto en el Pacífico para salida de hidrógeno verde y llegar a Japón o el Asia Pacífico. 

Hay una mesa que está impulsando el Ministerio de Energía y Corfo para dar un marco regulatorio y nos imaginamos que para los inversionistas es fundamental conocerlo para definir los proyectos...

Eso es absolutamente correcto. Creo que el Ministerio de Energía está haciendo bien las cosas en materia del marco normativo, con miras a tener una regulación que sea ágil y moderna. Hay modelos extranjeros que les van a permitir avanzar y garantizar el correcto uso del hidrógeno en Chile y, sobre todo, para todas las partes de la cadena de producción.

Esta semana se está realizando un importante evento mundial de hidrógeno verde en Chile, esto muestra que hay mucha gente interesada en invertir. El trabajo futuro del regulador junto con el fiscalizador es fundamental...

Como país tenemos cualidades únicas y un tremendo potencial, pero eso tenemos que acompañarlo de un clima de estabilidad política. 

¿Cuánto influye la redacción de la nueva Constitución? ¿el triunfo del apruebo por casi el 80% ayuda a dar esas señales?

Es una pregunta muy difícil de contestar. Creo que tenemos una oportunidad para construir un Chile mejor, un Estado más moderno, pero no debemos olvidar que los inversionistas buscan estabilidad, protección y garantías. Chile es un país que se ha caracterizado en la región por su solidez económica e institucional por muchos años, y sería una lástima que algunos grupos, que han optado por la violencia o políticas más radicalizadas, quieran minar la institucionalidad y estabilidad que nos han caracterizado.

De cara a capturar inversiones, ¿Qué tan urgente es tener esta regulación del hidrógeno verde?

Si bien mi foco está puesto en operaciones de fusiones y adquisiciones, y que estas se traduzcan en mejores inversiones para el país y nuestros clientes, como por ejemplo con este proyecto piloto en Magallanes, creo que la regulación es fundamental, ya que de ese marco saldrán temas tan específicos como disposiciones respecto a hidrógeno líquido o cómo se debe manipular, transportar y usar este combustible. Esto, además de temas de sustentabilidad y medioambiente. Es importante lograr una regulación de manera ágil. Esperamos que el Ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, nos plantee un cronograma claro y preciso para el futuro.

¿Ve que el hidrógeno verde será un driver importante de las operaciones de M&A que se den en Chile o en otros países de la región?

Sí, ya que hay un alto interés. Ahora, esto se ha visto de la mano de anuncios de desarrollo de parques solares o eólicos -que proveen la energía para hacer el hidrógeno verde-, pero también hay toda una cadena de investigación, desarrollo y de aplicaciones donde esta industria puede tener un impacto muy importante.

¿En la relación que tienen con inversionistas que están buscando proyectos, qué tan activo está el mercado y qué temas están mirando para decidirse a optar por un proyecto/país para llegar con recursos?

En esta materia los proyectos son relativamente nuevos. Obviamente Chile tiene las condiciones, tales como los mejores vientos y energía solar, y el hecho de que sea un territorio angosto ayuda a la cercanía a los puertos, lo que nos da una ventaja competitiva, respecto a muchos otros países donde el solo transporte del hidrógeno verde es mucho más caro. Hay mucho interés en este combustible, sus posibles derivados y la política del gobierno, la estabilidad del país, entre otros factores considerados por los inversionistas.

¿Veremos en los próximos meses nuevas empresas aterrizando en Chile en este negocio? ¿Está abriendo espacios para actores que antes no estaban en el país?

Sin duda. Si hacemos las cosas correctamente esta puede ser una tremenda oportunidad para nuestro país, ya que permitirá una serie de nuevas inversiones, además de potenciar el desarrollo en energías renovables no contaminantes, lo que a su vez, permitirá dinamizar toda la industria.


El rol de ENAP en esta industria

Las empresas públicas, principalmente ENAP, tendrán un rol relevante en el desarrollo de esta industria. La petrolera está participando en conjunto con AME, Siemens, Enel y Porsche, en un proyecto que en Magallanes, para producir metanol verde y gasolina verde carbono-neutral.

La participación de ENAP es que este proyecto involucra el uso de mucha de nuestra infraestructura disponible en Magallanes, también seguramente requerirá del esfuerzo de personas nuestras", dijo la empresa y agregó "el plan piloto nos va a dar luces, las cuales nos permitirán saber cuál es el costo real de la producción del hidrógeno y qué procesos podemos incorporar en la utilización de esta energía.

Fuente
Diario Financiero
Leer más

Profesionales relacionados

Felipe Arze Abogado Corporativo
Luis Felipe Arze, LL.M
Socio
Santiago