Home / Publicaciones / Alerta Ambiental

Alerta Ambiental

Por qué les debe importar a (algunas) industrias chilenas el fallo ambiental contra Royal Dutch Shell

Fallo del Tribunal de La Haya “Vereniging Milieudefensie & ors contra Royal Dutch Shell”.

Con fecha 26 de mayo de 2021, un Tribunal Neerlandés, con sede en La Haya, dictó sentencia en contra de Royal Dutch Shell (“RDS”), responsabilizándola directamente por los compromisos adquiridos por diferentes Estados en materia del cambio climático (i.e. emisiones atmosféricas), sobre la base de un deber de cuidado obtenido de tratados como los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos (UNGP), y el Acuerdo Climático de París. En virtud de dicho fallo, RDS tiene la obligación de reducir las emisiones de su grupo en un 45% al 2030 -considerando como base las emisiones del año 2019-. 
 
El caso es un punto de inflexión en materia de litigación ambiental: es la primera vez que un Tribunal (y, en especial, uno europeo) ordena a una multinacional que cumpla con obligaciones derivadas del Acuerdo Climático de París. En efecto, si bien la sentencia consideró que, aun cuando RDS no es un país firmante del Acuerdo de París sobre cambio climático, ésta tiene su propia responsabilidad en la consecución de los objetivos, determinando que los planes que tenía dispuestos para reducir sus emisiones son insuficientes.

Posibles efectos de la sentencia en las industrias.

Atendido a que la base de la sentencia se encuentra en los tratados internacionales, esto puede abrir la puerta a futuros litigios sobre cambio climático contra empresas multinacionales, no solo en los Países Bajos, sino que, probablemente, en otras jurisdicciones.

Lo que lograra esta sentencia es que las empresas deban centrarse en la perspectiva de la transición hacia la sostenibilidad de sus negocios Así, en el caso de una negativa por parte de grupos del sector privado, se ven en riesgo de que los Tribunales de Justicia establezcan los parámetros que deben seguir para lograr dicha transición.

El peligro de un posible litigio ambiental de esta magnitud es especialmente relevante para sectores con procesos productivos y logísticos que impactan el cambio climático. El grado de responsabilidad de cada industria dependerá de su tamaño e impacto en el medio ambiente. Así, industrias de rubros con emisiones importantes, tales como la industria petrolera, lácteos y acero, por nombrar algunas, debieran tomar nota de este fallo.

Qué pueden hacer las empresas. 

Las empresas deben tener una participación activa y deben generar conciencia en todos sus niveles en cuanto a la transición climática y su política ambiental, social y de gobierno corporativo (“ESG”), debiendo implementar una evaluación de riesgo adecuada de sus emisiones. Asimismo, se torna cada vez más importante el tener planes de contingencia para abordar los conflictos legales que pueda producir la afectación del medio ambiente. 

Es importante que los compromisos en nombre de una empresa se tomen con precisión y seriedad; que se realicen controles internos de cumplimiento y difusión de información y se realicen evaluaciones de riesgo adecuadas. 

En caso de tener consultas a este respecto, por favor no dude en contactarse con nuestros expertos ESG (link)
 

Autores

Imagen de Stephan Luhrmann
Stephan Luhrmann, LL.M.
Socio
Santiago
Florencia Cereceda
Asociada
Santiago