Home / Publicaciones / Tecnología blockchain para mitigar el riesgo de corrupción...

Tecnología blockchain para mitigar el riesgo de corrupción en procesos de contratación pública

La Procuraduría General de la Nación junto con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Foro Económico Mundial lideraron un equipo multidisciplinario que desarrolló el “Proyecto de la Transparencia” (Transparency Project) en el que conjuntamente diseñaron un software piloto (proof-of-concept- PoC) basado en la tecnología blockchain que pretende ser implementado en los procesos de selección que se lleven a cabo mediante el Sistema de Compras Públicas colombiano, con el fin de aumentar la transparencia y reducir el riesgo de corrupción.

Esta tecnología será utilizada principalmente en la etapa de selección de los contratistas, en vista de que esta fue identificada como la de mayor riesgo de corrupción. Con la introducción de esta tecnología se busca tener un control permanente de la actividad de todos los actores involucrados en el proceso mediante el almacenamiento automático de cualquier modificación, alteración o intervención durante los procesos de compras públicas.

¿Cómo funcionará el blockchain en los procesos de contratación?

El blockchain, o cadena de bloques, es un sistema de almacenamiento de información de transacciones, procesos u operaciones, que, por la tecnología que utiliza, no es susceptible de manipulación, lo que lo hace altamente confiable. Su utilización ha aumentado en los últimos años en diferentes sectores, especialmente en el sector financiero.

Esta tecnología será implementada en los procesos de compras públicas con el fin de mejorar tres aspectos: la transparencia, la imparcialidad y el control sobre los procesos de selección, mediante las herramientas que se señalan a continuación.

En primer lugar, se eliminará la posibilidad de cambiar los términos de referencia o pliegos de condiciones definitivos después de su publicación. Toda modificación deberá hacerse mediante adendas. Cualquier intento de modificación será inmediatamente marcado por el sistema como una señal de alerta.

En segundo lugar, los proponentes presentarán propuestas encriptadas que serán guardadas en un sistema de almacenamiento descentralizado para que, en caso de que estas sean modificadas o manipuladas, exista un registro de lo que cada uno de los proponentes presentó, modificó o intentó manipular. Ninguna propuesta podrá ser presentada con posterioridad al cierre del proceso de selección, y este plazo no podrá ser modificado o alterado después de vencido por ninguna de las partes involucradas en el proceso.

En tercer lugar, el sistema evaluará automáticamente el cumplimiento de los requisitos habilitantes e inmediatamente publicará los resultados de los oferentes habilitados. La evaluación de los requisitos que otorgan puntaje, dependiendo de la naturaleza del proceso de selección podrá ser efectuado automáticamente por el sistema o de forma manual. En todo caso, si se hace de forma manual, quedará el registro del escrutinio y valoración que se haga de cada una de las propuestas en el sistema.

Cualquier intervención, actuación y decisión que se dé durante el procedimiento quedarán registradas de forma permanente y pública en registros imborrables e inmodificables.

No obstante, como resultado del proyecto, también fueron reconocidos varios retos a los que se enfrenta el Estado colombiano al introducir esta tecnología. La implementación de un sistema de compras públicas basado en blockchain no puede asegurar por si solo la transparencia, sin estar acompañado de políticas públicas, un marco normativo sólido y el compromiso de los funcionarios de frenar la corrupción, en vista de que siempre habrá actividades que se lleven a cabo por fuera de las plataformas y que se escapan del control y alcance de la tecnología.

Prueba piloto: Plan de Alimentación Escolar- PAE

La prueba piloto del sistema de compras públicas basado en tecnología blockchain será implementada en el marco del Plan de Alimentación Escolar- PAE, mediante el cual se adquieren alimentos para niños, niñas y adolescentes en todo el territorio nacional matriculados en el sistema educativo público con el fin de contribuir con la permanencia de los estudiantes en el sistema escolar.

Este programa fue elegido para la prueba piloto de este proyecto en vista de que los procesos de compras de alimentos de este programa han presentado irregularidades asociadas a corrupción en todo el país, que han conllevado, en los últimos 20 años, según la Contraloría General de la República a la apertura de 405 procesos de responsabilidad por un monto de COP$131.374’059.698.

Se espera entonces que esta prueba piloto, de presentar resultados positivos, sea replicada en otros procesos públicos de adquisición de bienes y servicios para fortalecer el sistema de compras públicas por medios electrónicos, que, a raíz del del Covid-19 se ha convertido en una de las prioridades del Gobierno Nacional.

Autores

Daniel Rodríguez
Daniel Rodríguez, LL.M.
Socio
Bogotá
María Lucía Amador
María Lucía Amador, LL.M.
Asociada Senior
Bogotá
Paula Gutiérrez-CMS-Colombia
Paula Andrea Gutiérrez
Asociada
Bogotá